De nuestra tristemente cada vez más famosa serie de “yo tengo un amigo que me lo deja más barato” tenemos otro caso de la vida real.

Algo que sucede hasta en las mejores familias, como en este caso en la Sagrada Familia o la estatua que representa a María y al Niño Jesús en la Iglesia de St. Anne de Pins, en Sudbury, Canada.

Una estatua que en los últimos años ha sido víctima de vandalismo y que, al faltarle la cabeza al niño Jesús,  la «escultora» Heather Wise al querer hacer su obra buena del día ofreciéndose a «restaurar» dicha escultura con resultados más cómicos que santos.

bebe-jesus-estatua

Obviamente el caso nos recuerda a Cecilia Giménez y su restauración de la pintura Ecce Hommo en el 2012.

Ni hablar, mientras sigan sucediendo este tipo de cosas, más ejemplos tendremos para esta sección.